8/01/2011

Pandillas: ¿Hambre o Plata?

Para René Quevedo de la Fundación Jesús Luz de Oportunidades, la pandillas florecen por el hambre que viven sus integrantes.  Sin embargo también indica que la actividad mueve millones de dólares.  ¿No será que esa es la motivación real, de peso, tras el pandillerísmo?  ¿Acaso todo el que sufre de hambre es parte potencial del engranaje del narcotráfico?  No me parece.  Las oportunidades de trabajo honrado existen, las más populares no serán las mejores remuneradas, pero con ellas puedes comer.

Más bien creo que muchos optan por esta vida porque encuentran en ella la oportunidad de vivir un sueño de fama, dinero y poder que de otra manera -la educación, el trabajo común- no podrían, sería muy dificil o imposible de lograr.

El que tiene hambre busca como sobrevivir, y allí es donde las oportunidades de superación entran en juego; mientras que un par esta vigilando quien entra o sale de sus "territorios" el resto esta laborando y ganandose el pan diario.   Mientras que un par esta por asesinar a alguien para vestirse de la última moda narco, hay miles que piensan un futuro propio o de su familia.

Saciar el hambre es un asunto diario, y cualquiera con dos dedos de frente lo sabe.  Las necesidades y ambiciones de los pandilleros son otras.  Nadie llega a vender droga o portar armas por casualidad.  El hombre decide.
Publicar un comentario