1/29/2012

Publicidad graffitesca

Me ha causado cierta gracia el artículo publicado por Bolívar Marquez en La Prensa donde denuncia un incremento en la actividad de los llamados artistas del graffiti y es que el que lo escribe es publicísta.

Aunque no me consta si su negocio le lleva a contaminar la ciudad, no puede uno retraerse de la ironía de su denuncia ya que el incremento en la actividad económica del país también ha traído como consecuencia que tanto los publicístas hayan aprovechado el boom para ir de la mano con los comerciantes y pelearse el tapizar hasta el último pedacito de paz visual que puedan encontrar, justo como lo hacen los que rayan "artísticamente" las paredes.  

Avidos de atención, cortados con la misma tijera, bienvenidos o no, ambos deberían ser sujetos a mejores y más onerosos controles, impuestos y multas donde correspondan.  No soy fanático de ninguna de las dos "manifestaciones" y preferiría que considerasen apasionadamente el formato 2 x 2 cm y si quieren ser innovadores, siembren un árbol.  Nadie les reclamará eso.

Publicar un comentario