11/07/2012

Piedades

Los enfermos no preguntan sin la mano que suaviza sus almohadas es pura, ni a los que agonizan les importa si los labios que tocan sus frentes  han conocido el beso del pecado.

Oscar Wilde
Publicar un comentario