3/17/2010

Le nouveau pauvre

He estado pensando que el impuesto del 7% nos hace a todos un poco más pobres, por ejemplo se argumenta que estos no adquieren autos o televisores de 50 pulgadas, viajan y otras cosas más que parecen ilustradas con el personaje del ricachón del Monopolio.
Ahora bien, esta es una verdad a medias porque también quienes tienen poco hacen sacrificios y ahorran para comprar lo que mi mamá llama sus "cositas buenas" y este gasto, aunque en apariencia superfluo también forma parte del flujo de divisas que mueve la economía del país.  Despues de todo los ricos no compran 5 autos de lujo por día, pero los bancos financian a quienes no lo son, decenas de autos al mes.

Siendo así, si la clase media y alta son los que mayor gravamen tendrán que soportar, entonces dudarán dos o tres veces antes de adquirir estos supuestos lujos (porque también los pobres compran autos, perfumería, ropa "de la buena"), que en realidad son una parte importante de los artículos de consumo que ofrecen los comerciantes, los mismos que veran mermar sus ventas e inclusive podrían desaparecer:  Tiendas de ropa, mueblerías, y otros se enfrentarían a un cliente reacio, que preferiria ahorrar su dinero extra o gastarlo solo en artículos de primera necesidad.

No hay por supuesto, una crítica de parte mia hacia el que menos tiene, pero si hacia la política paternalísta que promueve un comportamiento que va en contra de los mecanísmos y fines de nuestra economía.
Hace algún tiempo estuve evaluando cambiar esta vieja computadora y de pronto la tele por un LCD, supongo que tengo hasta que entre en vigencia la ley -junio- para comprarlos.  O no.

Publicar un comentario