1/15/2008

Manglares panameños amenazados por el boom de la construcción

Los manglares constituyen una fuente de vida única; albergando gran variedad de especies de peces, crustáceos, moluscos , reptiles y aves nativas como foráneas, que en el caso de las migratorias dependen de él para garantizar la continuidad de su ciclo vital. Ecosistemas complejos que inclusive pueden mitigar el impacto de eventos de gran energía como tormentas o tsunamis, son sujeto de estudio y preservación por aquellos que reconocen su importante papel en el soporte de la biodiversidad global.
En últimas fechas, La Prensa ha reportado la inminencia del otorgamiento de permisos de construcción en el área de los manglares de Juan Díaz, específicamente entre el aeropuerto de Tocumen y Costa del Este, para el desarrollo de viviendas de lujo, campos de golf y otros proyectos urbanísticos, los cuales pueden peligrar lo que se supone un espacio reservado para la Naturaleza y que ha sido declarado como una de las cuatro áreas de importancia del país en la lista de Ramsar.

La Convención sobre los Humedales, firmada en Ramsar, Irán, en 1971, es un tratado intergubernamental que sirve de marco para la acción nacional y la cooperación internacional en pro de la conservación y uso racional de los humedales y sus recursos. Hay actualmente 154 Partes Contratantes en la Convención y 1650 humedales, con una superficie total de 149.6 millones de hectáreas, designados para ser incluidos en la Lista de Humedales de Importancia Internacional de Ramsar.

Como agravante y aunado a los intereses meramente comerciales que motivan la mayoría de estos los proyectos, se observa una falta de apoyo generalizada a las voces que condenan esta nueva agresión al entorno natural. ¿La razón? La falta de conocimiento sobre el rol de los manglares, los cuales son vistos por muchos como insalubres criaderos de mosquitos. Para conocer más sobre el tema, contacté a Paul Marek, dueño de la pagina Mangrove.at y quien contestó varias de mis interrogantes además de opinar sobre nuestra situación.

Sobre los mosquitos dijo:
Por supuesto que los manglares son criaderos de mosquitos, al igual que de otras muchas especies de insectos, pero como en todo sistema salubre, estos nunca podrán ser la especie dominante si también existen muchos enemigos naturales que se alimenten de ellos. Además, requieren de aguas tranquilas para reproducirse mientras que la mayoría de los manglares crecen en áreas bañadas por la mareas, donde el nivel cambia de forma regular. El mosquito encuentra un hábitat que le resulta más óptimo en lagos artificiales creados por el hombre o en áreas viciadas donde se cultiva el camarón.

Al cuestionarle sobre la compatibilidad de los manglares y la actividad turística:
Es correcto, el manglar crece sobre la costa. Esta costa podría ser una playa turística, y los hoteles podrían alojar playas privadas además de habitaciones, PERO, el manglar provee a los visitantes de un mar que esta vivo, de peces de todos los colores y tamaños, al igual que de invertebrados...[el manglar] protege a los corales de sustancias tóxicas que se originan en la tierra... Especialmente cerca de las grandes ciudades se hace importante la presencia de manglares ya que son un filtro natural....al dañar el manglar se perjudican los lugares de buceo y al morir el coral también se pierde la vida marina...
En el siguiente post estaré agregando más información que amablemente me ha facilitado Marek sobre los beneficios de los humedales y como es posible lograr una coexistencia entre este entorno y el hombre.
Publicar un comentario