5/01/2009

Vegetarianos por un día

La experiencia de la Hora de la Tierra (cuando apagamos todas la luces a modo de concientizar sobre el uso racional de este recurso) me dejó pensando en que otras acciones podemos adoptar para acostumbrarnos a disminuir nuestro impacto en el entorno. En Treehugger encontré referencia a Meatless Monday, que es simplemente dejar de comer carne los lunes -aunque puede ser cualquier otro día de la semana, por supuesto-.


Como carnívoro me parece un poco difícil, pero si consideramos que para "hacer" un kilogramo de carne toma 15000 litros de agua, hace sentido cambiar al menos un día la dieta, ni hablar del impacto en la reducción de grasas en el consumo semanal, anual... la vida. Multiplicando por el número de personas en mi familia, los que lean y se animen a implementarlo, podemos llegar a resultados concretos y significativos.

Publicar un comentario