5/25/2010

Casa Cor

Queria comentar, antes haciendo salvedad de no ser arquitecto ni decorador ni tengo que ver con el mundo de las bienes raices, sino un simple observador; que este evento se presenta en "inmuebles abandonados" remozados para los efectos de la exposiciòn, es para mi una suerte de ironia, ya que son justamente esos iconos los que la llamada modernidad y aplanadora inmobiliaria han convertido en "indeseables" o al menos, empujado a su abandono o venta.
El antiguo Colegio Javier, en un Casco Viejo que a veces asemeja un pueblo fantasma, el hospital Santo Tomas y ahora La Mansiòn Danté, considero son islas arquitectonicas que en un par de años podrian ya no existir.
Ciertamente no es "culpa" de la franquicia brasileña , dueña del concepto, pero la Casa Cor pareciera los celebra al llenarlos de los accoutrements de moda, pero solo para que luego alguien les de un tiro de gracia.
Esa es la arquitectura que quisiera ver exaltada, evolucionada de la colonial, que se ajusta a nuestro clima, fresca, abierta, de bajo impacto pero hermosa. 

Hay quienes me dirán que me opongo al desarrollo, al futuro, y no les discuto que en apariencia pueda ser así, pero también es cierto que lo que reemplaza a estas venerables estructuras esta también un resabio de esa burbuja que ya explotó en otras partes y recientemente aquí; excesos de la expeculación y la falta de regulación, DOA.
Publicar un comentario