1/03/2014

Acuarela: In the court of the Crimson King. Parte 4.

Finalmente, el cuarto verso lo representé como un final abierto, para señalar la conclusión obtusa e improvisada que la canción describe como La Danza de los Títeres.

On soft gray mornings widows cry
The wise men share a joke;
I run to grasp divining signs
To satisfy the hoax.
The yellow jester does not play
But gently pulls the strings
And smiles as the puppets dance
In the court of the crimson king.


Otros personajes que la canción enumera populan las secciones-versos, como el bufón, el custodio de las llaves y el jardinero, tratando de no forzar una interpretación fantasiosa en demasía; lo cual hubiera actuado en detrimento a una lírica ya cargada de imaginativos elementos.


En cuanto a los colores, reduje el uso del verde al mínimo para tratar de mantener un esquema de temperatura sombrío, siguiendo el tono general del álbum.

En conclusión, este ha sido uno de mis proyectos más desafiantes por su tamaño, abundancia de detalles y la oportunidad de ilustrar materiales como el cristal, agrupaciones de personas y texturas disímiles continuas.

La acuarela es un medio implacable hacia los errores, pero en ello radica la emoción del logro. Se puede planear mucho y en segundos perderlo todo, la paciencia tiene que ser más grande que la pasión creativa si se pretende obtener un resultado satisfactorio.

Nota: Las fotos que tomé, sé que no son las mejores; el cuadro, de 107 cm x 40 cm se distorsiona por la curvatura de los lentes de mi cámara, por tanto que tratado de mostrarlo por partes para que los detalles se aprecien mejor. Este es la imagen completa:


Publicar un comentario