11/17/2007

Inventos que hacen la diferencia

"La mayoría de los diseñadores enfocan todos sus esfuerzos en desarrollar productos y servicios para el 10% de los clientes más pudientes del planeta. Nada menos que una revolución en el diseño se necesita para alcanzar a los otros 90%" - Dr. Paul Polak, International Development Enterprises (IDE).
La Internet pulsa minuto a minuto con noticias de nuevos adelantos tecnológicos, el último IPOD, automobiles de lujo o pantallas planas que compiten en tamaño con las de los cines, objetos que nada tienen que ver con la satisfacción de las necesidades básicas de millones; ahora bien, esto de por sí no es un problema, cada uno tiene derecho a comprar lo que le plazca (y pueda pagar), lo ofensivo es que se destinen tantos recursos a la creación de riquezas sin sentido cuando existe tanta necesidad y peor, que tanta fortaleza creativa no se aplique a salvar vidas o al menos hacerlas más llevaderas.
Por esto, dedico este post a dos noveles invenciones de alta significancia humanitaria: El LifeStraw y el Powersheet.

LifeStraw es una invención de Torben Vestergaard, un sistema personal de purificación de agua. Con la forma de un carrizo o pajilla y utilizando la energía propia del usuario mientras sorbe, consta de filtros internos que pueden tamizar partículas tan pequeñas como 15 micras y protegerle de enfermedades como la tifoidea, cólera, disentería y diarrea. Barato y práctico.

Mientras tanto, el Powersheet es el resultado de los últimos adelantos en la tecnología de las celdas solares; a diferencia de aquellas que utilizan silicio, el Powersheet es una lámina continua de siete capas que se imprime y cuyo retorno de costo, energía obtenible y facilidad de implementación duplica y hasta triplica desarrollos previos. Pronto, barriadas construídas en Europa, donde los techos estarán recubiertos de este material, no solamente ahorrarán energía sino que ellas mismas podrían ser generadoras. Ni hablar de otras muchas aplicaciones y el nulo impacto negativo en el medio.

Las implicaciones positivas son muchas, pero una fracción de lo posible si al menos se duplicaran, si se invirtiese más en estas ideas que realmente pueden cambiar el mundo.
Publicar un comentario