11/11/2008

Obeliscos para gente común

Leyendo el articulo Offshoring Audacity de Geoff Manaugh en el BLDGBLOG, donde trata el tema de como la innovacion arquitectónica se ha mudado del Oeste hacia Medio Oriente y China, nos lleva a reflexionar sobre las supuestas bondades de tal desarrollo; A saber que Dubai se autopromociona como un destino turistico y de negocios, que aprovecharía las modernas estructuras y facilidades en un medio que hasta hace poco era considerado hostil, pero que en realidad resulta poco práctico dada la sobrepoblación de edificaciones, los costos de los servicios y una pantanosa conmutación.
Lo que observamos es un reflejo de las ambiciones de otros, basadas en necesidades creadas -no reales, no realístas-, ciertamente la función dicta la forma, pero donde ambas estan vacías. Me explico: el ritmo tecnológico nos lleva a la movilidad del trabajador de oficina, la telepresencia disminuye los costos de operación y administración de edificios; ¿qué tan necesario es habitar estos costosos edificios?
El otro "punto de venta" es la atraccion turística; lo cual me hace pensar en el Arco del Triunfo, las Pirámides de Egipto y otros monumentos, ¿acaso no sería más fácil o rentable construir obeliscos que cumplan la misma función?
La exposición de Manaugh se centra sobre la caracterización de que este tipo de arquitectura no es realmente futurista y que aquellos que idearon estos espacios han confundido lo audaz por lo excesivo o inclusive, monstruoso.
La conciencia ecológica y la conservación no es una moda, debe ser parte de la nuestro diario vivir para alcanzar un futuro "vivible", por naturaleza opuesto a la vacua ostentación. Un modo más consono de conexistencia con la Naturaleza.
Publicar un comentario