12/11/2009

Filete a la mentira (con papas fritas)


Científicos holandeses inventaron hace un par de días carne de cerdo artificial, es decir, un producto de laboratorio que parece y sabe a cerdo.  ¿Sabrá realmente así?  ¿Qué tanto se podría perfeccionar para que cualquier día suplante a la verdadera y un costo más bajo? ¿Qué tan lejos podría estar la suplantación de la carne de res o la siempre "confiable" carne de gallina?  Después de todo, si al cocinar agregamos condimentos y especias, ¿cuándo fue la última vez que comimos carne simplemente sasonada con sal?

Siempre se habla de disminuir o eliminar el consumo cárnico, ¿es esta la opción más saludable y ecológica o simplemente es otra de esas cosas que el mundo moderno nos empuja a escojer?  Después de todo ya existe un mercado establecido para la "carne de soya" y las recientes epidemias podrían introducir un factor de temor a la hora de elegir.

Hace un par de años, en los albores de la red, existía una leyenda urbana en forma de cadena de emails donde se "denunciaba" a KFC diciendo que el pollo era creado en laboratorios. ¿Ya no suena tan raro verdad?  Entonces nos asustamos, mañana podriamos estar riéndonos... o llorando.  Usted escoje el corte.
Publicar un comentario