6/13/2008

Simiae Ad Astra

Para los que nos gusta estar informados sobre los más recientes desarrollos tecnológicos y por supuesto, el nivel de influencia que tienen sobre la sociedad, el tema del transhumanismo nos resulta fascinante porque creemos que en la medida en que el Hombre logre extender su definición por medios externos podrá experimentar un cambio radical en su percepción, una suerte de trascendencia forzada y todas las consecuencias -esperadas, temidas, inesperadas, maravillosas- que tal hecho comprenda.

Y sin embargo, hace un par de días leía sobre el descubrimiento hecho por un grupo de científicos en Indonesia: se observó que los macacos, los monos que han aprendido a lavar los alimentos, abrir frutos con piedras o palos, también saben pescar. Aunque desconocemos desde hace cuanto tiempo han adquirido esta habilidad, es claro que con respecto a lo que los expertos se refiere, es de reciente data.
Será que este desarrollo coincide de alguna forma con una forma de transimioismo?

Imaginemos que los monos adquiriesen esa megaconciencia que vislumbra el transhumanísmo, adelantándonos a nuestras expectativas y revelándonos una terrible verdad: que la humanidad es un callejón sin salida, condenada a observar desde lejos como el primo pobre recibe una herencia que pensábamos nuestra. Nuestro papel se reduciría al de observadores, tratando de entender el evento y buscando la manera de imitarlo. Los monos seríamos nosotros.

"Los humanos tenemos un hábito irónico, correr más rápido cuando nos extraviamos" - Rollo May







Publicar un comentario