10/02/2008

Mes de los Oceanos

En el fin de semana asistí a una presentación de Gabriel Despaigne (ASVEPA) sobre la posición del gobierno panameño de no apoyar a los países balleneros, dentro del marco del "Mes de los Océanos" . Dicha disposición reversa políticas anteriores que si lo hacían; Despaigne categorizó el asunto como un logro conservacionísta, pero advirtió que se requiere una vigilancia constante para que las disposiciones se cumplan e inclusive, habló de los actuales esfuerzos por crear un corredor marítimo que garantize santuario a los cetáceos desde Alaska hasta la Patagonia, en ambos océanos.
En la columna de opinión de la Prensa, Despaigne, amplía el tema hacia la necesidad de proteger las áreas costeras como parte de una estrategia conservacionísta coordinada entre todas las entidades, tanto gubernamentales como independientes:
El relleno de las áreas costeras y el acaparamiento de servidumbres en los
litorales (playas, manglares, accesos y vistas costeras marinas) limitan el
derecho ciudadano a disfrutar de las bellezas escénicas oceánicas y las
posibilidades recreativas que contribuyen a la renovación psicosocial de la
población laboral y de la familia panameña. Pongamos fin al abuso.
Pienso que lograrían resultados más definitivos, de mayor alcance y menos propensos a la politiquería e influencia de poderosos sectores económicos, si estos esfuerzos se unificaran entre TODAS las asociaciones conservacionístas y con una mayor participación de los ciudadanos comunes. Hay que crear conciencia sobre estos temas, una que prevalezca más allá de los cambios de gobierno y que tenga como objetivo final una optima convivencia Hombre-Naturaleza. Es la única que tenemos.




Publicar un comentario