12/21/2007

Terraformando Personas

En el BLDGBLOG hay una amena entrevista con Kim Stanley Robinson, autor de la serie de novelas "Marte", en ella expone algunas de sus ideas sobre la ecología -planetaria-, el rol del diseño en nuestra interacción con el medio y lo que podría describirse como la viabilidad de las utopias.

Este último es un tema recurrente en este blog -y en mi cabeza- porque desde el punto de vista práctico y la experiencia, la concepción de ambientes humanos perfectos en su dimensión individual o social, es fácil en el papel; pero una vez se tratan de implementar, surgen problemas insuperables y que solo pueden ser achacados a su origen, el Hombre mismo. Al final, resulta evidente que no somos hormigas, como entes pensantes estamos sujetos al análisis y la crítica, la duda y la insatisfacción, pero también a una necesidad imperiosa de pertenecer al grupo, y por tanto, ceder ante las presiones sociales, laborales y sacrificar nuestra visión para no sentirnos solos.


Sin embargo seguimos soñando y planeando ciudades doradas y autos voladores, tratando la Tierra como un envase desechable y aún cuando a regañadientes reconocemos la necesidad de la sostenibilidad como la fundación un futuro vivible, no estamos dispuestos a sacrificar ni un ápice de comodidad; esto requiriría un replanteamiento del concepto de prosperidad diferente al que la máquina económica nos condiciona, sin el cual no podemos concebir la felicidad.
BLDGBLOG
: En otras palabras, nuestro estilo de vida puede que sea carbon neutral ahora, pero acaso fue en principio, de alguna forma, buena?


K.S. Robinson: Correcto. Especialmente si hemos estado codificando, o esencialmente legimitizando, una grotesca jerarquía de injusticia social de lo más dañina. Y la tendencia del capitalísmo para ignorarla - gesticulando y diciendo: bueno, es un sistema en el que cualquiera
llega a prosperar, tu sabes, la marea sube y todos los botes flotan, bla,
bla..... Durante toda mi carrera he trabajado para redefinir utopía en términos más positivos - más dinámicos. La gente tiende a pensar en la utopía como un final perfecto, lo cual es por definición, imposible y aún peor, perjudicial.
La dinamización a la que se refiere Robinson es la adaptación de nuestra visión, objetivos, medios de producción a las condiciones y recursos que nos ofrece el entorno, amarrar a tierra las utopías para hacerlas realidad. No es una renuncia o como algunos suponen, una suerte de ludísmo, sino de asumir responsabilidades y como civilización, madurar.



Un político es el hombre que piensa en la próxima elección; mientras que el estatísta piensa en la próxima generación - -James Freeman Clarke
Publicar un comentario