5/10/2007

Tiempos Interesantes


Hay una la popular frase y maldición china (origen no corroborado), que reza: “Ojala vivas tiempos interesantes” se refiere a que dichos tiempos son usualmente lo más turbulentos o problemáticos, llenos de cambios, revoluciones y de forma general, se nos presentan como difíciles.
La continuidad de un estado llevadero sin muchos sobresaltos es lo que naturalmente deseamos, somos animales de costumbre y por tanto gravitamos hacia un balance sea en la familia, trabajo o comunidad.
El progreso es lo que en última instancia buscamos, una iteración de eventos y acciones que nos favorezcan, mejorando nuestra posición económica y social dentro de un entorno –el país, el mundo- seguro para nosotros y nuestros hijos.
Hoy en día nos encontramos en una encrucijada de desarrollo no equitativo; por un lado el país parece enrumbado como nunca hacia la explotación máxima de sus recursos, pero por el otro, la falta de planeamiento y el juega vivo amenaza con ampliar la brecha entre ricos y pobres al punto donde no pueda recuperarse.
Y es que todo desarrollo, sea biológico, económico, inclusive matemático, tiene que ser integral para que el modelo no colapse; igual que un puente, todas las fuerzas tienen que ser tomadas en cuenta, sea los cimientos, el peso de los materiales que lo componen y los vehículos que lo transitan.
No es suficiente con decir que el país esta recibiendo ingresos increíbles en materia de impuestos recaudados por las actividades de los casinos sino hay educación para evitar que seamos víctimas de la ludopatía.
No podemos promovernos como destino ecoturístico perjudicando el medio ambiente, permitiendo la construcción de delfinarios o similares, apoyando la caza de ballenas y devastando los bosques.
Pero aún más fundamentalmente, no es posible avanzar como país sin tomar en cuenta y actuar con respecto al decaimiento de los valores morales y éticos, el aspecto espiritual que constituye la columna vertebral de la sociedad.
Esto no lo vamos a encontrar en folletines, campañas mediáticas, arengas políticas sino en la familia, y en última instancia, el individuo, el hombre y la mujer que por medio de la búsqueda interna se construya así mismo como una parte del puente que nos lleve con seguridad hacia un mundo mejor.
La historia esta construida a partir de los tiempos interesantes, estos son los hitos que marcan el camino por que cual transitamos. Hay que abrir los ojos, porque la historia del hombre tiende a ser cíclica, usualmente para mal; hay que abrir los ojos para corregir nuestros errores y realmente poder avanzar.
Publicar un comentario