8/03/2007

Sinestesia Electrónica

En la Internet, donde nada tiene olor -aún-, es siempre interesante encontrar algo que de alguna manera nos provoque sinestesia, esa curiosísima afección cuyo padecimiento hace -por ejemplo- saborear un color o escuchar un sabor.
Para mi, una de esas experiencias es visitar el blog BibliOdyssey; donde su autor publica imágenes que ha extraído de antiguos libros ilustrados, grabados y en menor cantidad, de la red.
Me imagino visitando esa biblioteca donde residen estos volúmenes, el olor del conocimiento, el sonido del tiempo. Es un gusto que comparto con quien quiera sumergirse en él.
Publicar un comentario